Sábado, Junio 24, 2017
   
Text Size

Buscar

Error
  • XML Parsing Error at 2:32. Error 76: Mismatched tag

Turismo Solidario VES

Nosotros, INTI-KILLA, somos una organización de base registrada en la municipalidad de Villa El Salvador que desde hace 8 años, viene promoviendo y fomentando prácticas de turismo solidario en el distrito, teniendo como objetivo principal la promoción del turismo responsable como herramienta para el desarrollo de los pueblos.

Para nosotros, el turismo solidario se relaciona estrechamente con el comercio justo de servicios, es decir con un trato justo entre los viajeros y los residentes que no es una relación mercantil de intercambio de servicios por dinero, sino que trasciende la visita haciéndola fraterna.

Esta fraternidad se refleja al hacer de la visita un compromiso por el desarrollo del menos beneficiado o más vulnerable, donde el visitante hace de su experiencia turística un real beneficio colectivo del destino.

Villa El Salvador (VES) es un distrito cuyo nacimiento data del año 1971, producto de una ocupación de tierras (invasión) y una posterior reubicación en los desiertos del distrito de Villa María del Triunfo. La población originaria del distrito era principalmente provinciana, conformada por numerosas familias que migraron a la capital en busca de mejoras en su calidad de vida, acceso a servicios públicos, empleo, educación, etc., ya que todos estos beneficios les habían sido negados por el centralismo existente por parte del gobierno, el cual concentraba todo tipo de actividad y beneficio en la capital, Lima.

Con la influencia de corrientes políticas y religiosas muy importantes de la época, la búsqueda de satisfacción de necesidades colectivas y la buena disposición de sus pobladores, se creo un sistema participativo y alternativas comunitarias en respuesta a la orfandad a la que habían sido dispuestos por el centralismo y la indiferencia gubernamental-capitalina.

La presencia e importante influencia de las corrientes políticas de izquierda (socialismo-comunismo) y la iglesia progresista (teología de la liberación), contribuyeron positivamente a que se fortalezca la propuesta de una comunidad autogestionaria. Durante esta etapa, se gestaron diferentes proyectos importantes como el vaso de leche, los comedores populares, los promotores de salud comunitarios y los programas de alfabetización comunitarios, entre otros, y durante todo este proceso la participación de los jóvenes fue siempre activa, ya sea desde la arena política o desde organizaciones deportivas, culturales y artísticas. Y fueron precisamente las organizaciones de teatro popular las más reconocidas (luego de las políticas), dedicándose a cultivar el teatro popular y haciendo accesible la cultura para la gran mayoría de la población, autogestionándose en una economía de subsistencia, casi supervivencia.

Y es así como, producto de un largo proceso y luego de muchos años y logros, se crea oficialmente el distrito de Villa El Salvador en el año 1983.

Sobreviviendo a un largo proceso de guerra interna entre grupos terroristas y del estado peruano, el distrito es reconocido por el fomento de la paz y su lucha frontal contra la violencia, venga de donde venga.

Villa el Salvador ha tenido el honor de recibir diferentes reconocimientos e ilustres visitas a lo largo de su historia, entre ellas se destacan la visita del Papa en el año 1985; el reconocimiento en 1987 al declararnos “Ciudad Mensajera de la Paz” por la ONU, y posteriormente el recibir el premio “Príncipe de Asturias” siendo ésta la primera vez en que le otorga dicho premio a un colectivo y no a una sola persona.

En el año 1992, un 15 de Febrero, muere asesinada a manos del grupo terrorista “Sendero Luminoso” la dirigente popular de la Federación Popular de Mujeres de VES (FEPOMUVES) Marielena Moyano. Su muerte marca un hito en la historia de VES. Unos meses mas tarde es capturado Abimael Guzman, líder ideológico-militar del grupo terrorista “Sendero Luminoso”. A eso le siguió la presencia de una dictadura corrupta que se instauró por mas de 10 años en el Perú, cuya política frente a las organizaciones sociales fue la de disolver todo tipo de organización popular, recurriendo incluso a grupos paramilitares para su objetivo. La vocación de organización del distrito se fue debilitando, y hoy, en el 2009 aún esta en proceso de reconstrucción y recuperación luego de tan duros golpes.

En todos esos años, han sido las organizaciones culturales bastiones importantes que han sobrevivido a duras penas y hoy continúan haciendo escuelas y teatro popular.

Pero las políticas locales han cambiado y el compromiso por las organizaciones también. Hoy VES alberga a un promedio de 400 000 habitantes, y las condiciones son diferentes. Existen muchas organizaciones que hacen escuelas artísticas de donde posteriormente nacen nuevas organizaciones de jóvenes muy talentosos que a los 15-17 años, ya se encuentran fuertemente comprometidos con la comunidad, con su identidad marcada y dispuestos a trabajar duro y bien por su distrito mediante el arte. Sin embargo estas organizaciones tienden a tener un tiempo de vida corto, ya que a determinada edad (20-22 años en promedio) las familias de estos jóvenes se ven en la necesidad de pedirles aportes económicos que ayuden a cumplir con las responsabilidades del hogar. Y es así como muchos jóvenes de vocación artística definida, con mucho talento y experiencia, se ven obligados a trabajar en oficios totalmente diferentes a sus conocimientos adquiridos, realizando trabajos como cobradores de combis, ayudantes de albañilería, pintores, etc.

Si bien es cierto que todo trabajo dignifica al hombre, también es real que este segmento en particular tiene capacidades para desarrollarse en otras áreas de manera eficiente y rentable.

Y es allí donde entra nuestra propuesta de Turismo Solidario, fomentando el desarrollo de empresas culturales que busquen la participación de las organizaciones culturales del distrito en la actividad turística, logrando de esta manera acceder a una perspectiva nueva de desarrollo y a la sostenibilidad de sus proyectos.

Buscamos también articular la oferta cultural del distrito como recurso turístico y convertirlo en producto mediante un proceso de sensibilización de las organizaciones culturales de la comunidad y de los intermediarios turísticos.

Además, fortalecemos organizaciones y redes culturales, tenemos un trabajo estrecho con la FEPOMUVES, fomentando de esta manera la participación de la mujer en iniciativas productivas y haciendo uso de servicios prestados por mujeres organizadas en el distrito, como alimentación, cuartelería, etc.

Trabajamos también con la UNTECS, universidad publica ubicada en el distrito, con quienes tenemos una relación bastante eficiente, donde procuramos que los visitantes puedan conocer mejor los procesos de formación y participación vecinal que benefician finalmente a los alumnos, jóvenes de la comunidad. Producto de esta relación se están formalizando convenios internacionales con universidades extranjeras, siendo la más reciente la de la Universidad del Estado de Illinois en Estados Unidos, quienes visitan VES desde hace 4 años. Nuestra propuesta esta aún en proceso de formalización por que tenemos como primera barrera el sensibilizar a las organizaciones culturales en el hecho de que la necesidad de sostenibilidad económica y rentabilidad no resta valor a su aporte comunitario y socio-cultural.

Por otro lado existen experiencias exitosas de visitas solidarias, donde estas organizaciones se han visto beneficiadas y fortalecidas, existiendo itinerarios que se estructuran de acuerdo al perfil del grupo de viajeros (derechos humanos, economía, medio ambiente, etc.).

Queda aún mucho camino por recorrer para lograr la sostenibilidad de las iniciativas culturales comunitarias mediante el turismo, pero la perspectiva de sostenibilidad está siendo asimilada y varias organizaciones participantes ya están prestando servicios culturales a empresas e instituciones, sin dejar de lado su labor en la comunidad. Financian su acción comunitaria principalmente con actividades externas, por lo que el objetivo principal es que la comunidad participe y contribuya a la sostenibilidad de estas iniciativas.